SHbuildings (Smart Heritage Buildings)

Este proyecto responde a la necesidad de impulsar la I+D+I, la competitividad, y garantizar la sostenibilidad del Espacio SUDOE, promoviendo la eficiencia energética y fomentando la gestión pública eficiente.

Noticias

El proyecto europeo SHBuildings centra una jornada técnica en Portugal   [27/11/2014]

 
Dispositivos instalados en el Monasterio de San Pedro de Roriz.

La Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad de Lisboa y el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad del Miño han organizado una jornada sobre edificios inteligentes que tendrán lugar el viernes, 28 de noviembre, en Guimâraes (Portugal). Con un carácter teórico práctico la sesión servirá para analizar la aplicación de las nuevas tecnologías a la gestión y conservación de bienes culturales y, se expondrá el caso concreto del proyecto europeo SHBuildings y su aplicación en la iglesia de Roriz.

“El principal objetivo de la jornada – explican los organizadores – es analizar y debatir el impacto real de las soluciones de vigilancia y control tecnológico sobre la conservación y gestión de edificios históricos“. Ésta es también la meta del proyecto europeo SHBuildings, incluido en el Programa de Cooperación Territorial del Espacio Sudeste Europeo, Interreg IV SUDOE, destinado a crear un sistema que garantice la gestión integral de edificios históricos.

El proyecto, coordinado por la Fundación Santa María la Real, cuenta con la participación de la Universidad Nova de Lisboa, la Fundación Cartif, la Fundación Tecnalia, el Instituto Tecnológico AIDIMA y el Centre de Ressources Technologiques NOBATEK. Hasta el momento, SHBuildings se ha implando con éxito en tres edificios piloto de España, Francia y Portugal, la catedral de Palencia, el Museo Vasco y del Historia de Bayona y la iglesia de Roriz en Portugal, incluida también en el Plan de Intervención Románico Atlántico.

Precisamente, los participantes en la jornada podrán visitar este último espacio, la iglesia de Roriz, para conocer cómo se ha aplicado allí el SHBuildings. Antes de la visita se desarrollará la sesión técnica en la Universidad del Miño en Guimarâes, en la que Gumersindo Bueno, director técnico de la Fundación Santa María la Real, presentará a los asistentes el proyecto europeo, que ha servido para generar un sistema que garantiza la conservación preventiva y la gestión integral de edificios históricos, encaminado igualmente, a lograr una mayor eficiencia energética. Le seguirá El Director General de Cultura del Norte de Portugal, Paulo Amaral, quien introducirá a los participantes en la filosofía del Plan de Intervención Románico Atlántico, un proyecto de cooperación transfronteriza y financiación público-privada.

Pedro Martín Lerones, del Centro Tecnológico CARTIF, hablará de los métodos ópticos para la conservación y gestión del patrimonio y Joâo Martins de la Facultad de Ciencias y Tecnología de la Universidad de Lisboa centrará su exposición en la innovación aplicada a la gestión de de edificios históricos. Cerrará el simposio, David Ferreira, Director Regional de Cultural Norte de Portugal, quien hablará de los nuevos desafíos que afectan a la salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural.

Visita a la iglesia de Roriz
La jornada concluirá con una visita a la iglesia de Roriz, donde podrán comprobar in situ cómo, mediante la colocación de pequeños sensores y dispositivos, SHBuildings toma el pulso a los edificios en los que se interviene y pone las nuevas tecnologías al servicio del Patrimonio, para garantizar su conservación preventiva con un impacto visual mínimo.

En concreto, en la iglesia portuguesa de Roriz, incluida en el Plan de Intervención Románico Atlántico, los socios del proyecto han incidido en el control de cuatro aspectos concretos mediante la colocación de más de un centenar de sensores y dispositivos de diferentes tipos. En primer lugar, los ambientales, destinados a controlar aspectos como temperatura, humedad relativa, lluvia, luminosidad, CO2 o presión barométrica. Por otro lado, sensores estructurales, como un acelerómetro triaxial que evalúa las vibraciones que puedan afectar al edificio.

Otro aspecto es el control de patologías, que se garantiza con sensores que alertan de la presencia de insectos xilófagos (como termitas y carcomas entre otros) y de mohos y hongos de pudrición derivados de una humedad inadecuada, y en general detectando cualquier agente biológico degradante de la madera. Finalmente, se han instalado varios nodos destinados a medir el consumo eléctrico, para tratar de garantizar la eficiencia energética del edificio.